Tiempo de Victoria

Hijos de Dios

Por: Ricardo Gardeazabal Micolta

((Cali – Colombia))

(Lucas 11:1-2)= 1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar y, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: --Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos. 2 Él les dijo: --Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Algo que pasaría a simple vista desapercibido en estos versículos es el hecho de entender a quienes estaba dirigida esta palabra, No era a las multitudes no a los pueblos ni siquiera al hombre del común de esta época sino a sus discípulos a quienes nuestro SEÑOR les indica como orar.

En especial a llamar a DIOS padre lo cual en ese tiempo era considerado una herejía y era digno de ser castigado con la muerte. Pero la pregunta que surge en este momento es por que esta enseñanza era solo para sus discípulos y no para las multitudes.

La respuesta puede sonar difícil de entender, y es por que no todos son Hijos de DIOS. Pero si todos somos creados de por DIOS como es posible que no todos sean HIJOS? ; veamos que dice la Palabra de DIOS al respecto:

(Juan 1: 12-13)= 12 Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. 13 Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios.

La verdad es que No todos son Hijos de DIOS Pero los que recibimos a JESUS como nuestro SEÑOR, Lo cual implica obediencia a su palabra, los que creemos en su nombre tenemos el privilegio de ser hechos Hijos de DIOS, No lo somos por haber nacido en un hogar cristiano, ni por pertenecer a una u otra congregación sino Por la Voluntad de DIOS.

Pero cual era nuestra condición antes de esta maravillosa adopción de parte de nuestro PADRE? Si nuestras vidas eran tan normales y no éramos “tan “malos, hasta éramos buenas personas, veamos que dice la Palabra de DIOS sobre nuestra Bondad anterior a esta adopción.

(Efesios. 2; 1-3)= 1 Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia.  3 Entre ellos vivíamos también todos nosotros en otro tiempo, andando en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

La noticia no es muy buena, estábamos perdidos en nuestros delitos y pecados apartados totalmente de DIOS llevando vidas centradas en nosotros mismos, en lo que nos parecía bueno o al menos agradable a nosotros mismos sin tener en cuenta para nada a nuestro DIOS .Tanto que esta afirmación contenida en el Corán nos hubiera parecido normal y hasta buena:

CORAN 112 En el nombre de DIOS, el compasivo, el misericordioso 1 Di El es Dios, uno, 2 Dios el eterno 3 No ha engendrado no ha sido engendrado 4 No tiene par

Hubiera parecido hasta normal aceptar que DIOS no tiene Hijos y por lo tanto nosotros no seriamos mas que su creación .En este punto al menos no sabría como entender a DIOS de una manera diferente a la de mi PADRE al cual me acerco cada Día sabiendo de su amor y misericordia.

CARACTERISTICAS DE LOS HIJOS DE DIOS

Los Hijos de DIOS necesitamos diferenciarnos de las demás creaciones de DIOS. Tenemos características que nos definen como Hijos del Todo Poderoso.

Guiados por el Espíritu Santo

(Romanos 8:14)= 14 Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios,

Necesitamos de su continua dirección para poder vivir de acuerdo a nuestra nueva condición de Hijos, Debemos pedirla no simplemente guiarnos por nuestras fuerzas, inteligencia y sabiduría humana.

Adoptados

(Romanos 8: 15-16)= 15 pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: «¡Abba, Padre!» 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Somos hermanos Adoptivos de nuestro SEÑOR JESUS, tenemos la condición de Hijos de DIOS con todos los derechos y deberes que esto implica.

Hijos por fe

(Gálatas 3: 26-29)= 26 porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús, 27 pues todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Si no tenemos Fe suficiente para creer en nuestra nueva condición de Hijos seguiremos estando en el mismo estado de postración ante el mundo y sus circunstancias. Así como en una continua frustración por nuestra incapacidad ante muchos eventos que consideramos adversos desconociendo que todo lo que le ocurre al que ama a DIOS le ocurre para bien por que hace parte de su perfecta voluntad.

VIVIENDO COMO HIJOS

No es suficiente estar concientes de nuestra condición de Hijos de DIOS es necesario vivir como Hijos de DIOS; esto implica según la Biblia debemos tener las siguientes características:

Pacificadores

(Mateo 5:9)= 9 Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios.

Para Poder ser pacificadores debemos primero estar nosotros en Paz con DIOS para poder reconciliar al mundo con EL. Es el llamado a predicar el evangelio de CRISTO con nuestras vidas para que otros se acerquen a EL y puedan ver el testimonio de que CRISTO vive en nosotros.

Irreprensibles

(Filipenses. 2: 14-15)= 14 Haced todo sin murmuraciones ni discusiones, 15 para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como lumbreras en el mundo,

Somos la sal de la Tierra. La Luz del mundo y debemos dar evidencia de que somos de CRISTO no del mundo.

Amor entre los Hermanos

(1 Juan 3:10-11)= 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia y que no ama a su hermano, no es de Dios. 11 Este es el mensaje que habéis oído desde el principio: que nos amemos unos a otros.

Amarnos los unos a los otros no es una opción…. Es un mandato ¡!!!

¿Cuantas veces en nuestras congregaciones se ve la murmuración en vez de ayuda y misericordia? ¿Un profundo egoísmo en cada uno de los feligreses y sus líderes? ¿Reflejamos el amor de DIOS entre nosotros sus Hijos?

Y si esto se ve entre la feligresía de una congregación, ¿Que diremos de los celos entre comunidades por lo que ellas mismas llaman Doctrinas las cuales no son otra cosa que interpretaciones acomodadas de la verdad absoluta de DIOS? Cuando sabemos a ciencia cierta que la única interpretación valida es la que la misma palabra da de si misma.

Es hora de entender este gran mandato del SEÑOR antes de ser llamados Hijos del Diablo por EL. Si decimos que amamos a DIOS a quien no vemos y no amamos a nuestro prójimo a quien vemos que estamos haciendo?

Amar a los que nos Ofenden

(Mateo 5: 44-45)= 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por los que os ultrajan y os persiguen, 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos y llover sobre justos e injustos.

Si el amarnos entre hermanos nos cuesta aunque o debiera .Que diremos a este mandato de amar a nuestros enemigos? Pensemos si esto es real en nuestras vidas o que debemos cambiar en ellas para ser verdaderamente Hijos de DIOS.

HEREDEROS DEL REINO

(Gálatas 4: 7)= 7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

(Romanos 8:17)= 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Somos herederos del Reino Eterno; el cual no consiste en comida ni bebida ,aunque como herederos incluye la creación misma , pero lo realmente apreciable de el no es esto que algún día tendrá fin sino la paz, el amor y el gozo EN EL PESPIRITU SANTO que tiene un valor eterno.

Muy seguramente habrá en nosotros cosas que deben cambiar para vivir realmente como lo que somos; HIJOS de DIOS pero aun estamos a tiempo de pedir al Espíritu Santo que nos guié en ese proceso de transformación para que la creación misma que anhela nuestra manifestación sea escuchada.

(Romanos 8: 19-22)= 19 porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.

La creación esta esperando por nosotros… para que nos manifestemos a ella.

<>< <>< <><


Comentarios o consultas a su autor: rgardeazabal@yahoo.com
Principal | Palabra del Día | Quienes Somos | Libro de Visitas | Contacto | Aviso Legal
Crecimiento | Estrategia | Ayuda | Colaboraciones | Producciones | Palabra Confirmada | Libros
www.tiempodevictoria.com.ar | 2002-2014