Tiempo de Victoria

Dos Sabidurías

Por: Pastor Oscar Enrique Tenes Pellicer

(Guatemala)

INTRODUCCION:

Podemos observar que la sabiduría del antiguo testamento, no es la misma sabiduría que la del Nuevo Testamento, cuando Pablo habla de sabiduría no es lo mismo que cuando Salomón habla de sabiduría, cuando David habla no es lo mismo tampoco, son dos sabidurías o conocimientos totalmente diferentes, cuando Salomón se expresa en los Proverbios dice: que en su corazón el meditaba de día y de noche en la ley del Señor, sin embargo hoy día después de la cruz no meditamos en la ley dada por Dios a  Moisés, hoy día en nuestro corazón lo que rebosa es la palabra del Evangelio de la Gracia, contenido en la Biblia, que es el Nuevo Pacto de Gracia, meditamos de día y de noche en el evangelio, meditamos en quienes somos en Cristo Jesús, el apóstol Pablo habla de una sabiduría predestinada, en este estudio haremos una división entre estas dos sabidurías. La sabiduría de Dios y la sabiduría de Moisés.

LAS DOS SABIDURIAS

1 Corintios 2:6-9 dice: “Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman”

Claramente vemos en este pasaje de la Biblia que:

1. Hay una sabiduría desde antes de la fundación del mundo y

2. Otra sabiduría que nace en este siglo, o sea antes de la cruz de Cristo.

Dicho de otra forma, aquí el apóstol Pablo habla de dos sabidurías:

1. Una que se habla entre los que han alcanzado madurez, esta es la sabiduría de Dios.

2. Otra que es la de los príncipes de este siglo. Esta es la sabiduría de Moisés.

Cuando el apóstol Pablo habla de la sabiduría de este siglo, dice que esta había de perecer. Por ejemplo cuando Salomón vivió, él en su tiempo fue una persona de gran y excelente conocimiento o sabiduría, sin embargo no conoció la sabiduría predestinada, tampoco David.

Aunque David vio cierta sabiduría. La sabiduría de este siglo que se menciona en este pasaje de la Biblia es la del Antiguo Pacto o la sabiduría del Antiguo Testamento, como se lee en el Salmo 139, que es un salmo muy completo, este habla de la predestinación, sin embargo por causa de la ausencia de Cristo en el mismo, provoca una reacción, situación o actitud en David. Veamos:

LO QUE PRODUCE EL NO CONOCER ESTAS DOS SABIDURIAS

Salmo 139:1-6 “OH Jehová, tu me has examinado y conocido. Tu has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, OH Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mi pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mi; Alto es, no lo puedo comprender”

Analicemos que este Salmo habla del conocimiento previo de Dios de todo, o sea la predestinación sin embargo el mismo David dijo: Esto es maravilloso, es tan alto que no lo puedo entender, sin temor a equivocarnos, y lamentablemente, en la actualidad de esta misma forma se encuentran muchos hermanos piadosos, que son miembros de muchas iglesias. Cuando oyen hablar de predestinación, de preexistencia, de la salvación eterna de los escogidos se asustan, no entienden, y dicen eso es muy fácil; por consiguiente, eso es imposible.

Cuando a David en el Antiguo Pacto se le da un poco de esta sabiduría, el mismo dice que es demasiado para el , que no lo puede comprender, cuando nosotros estudiamos el evangelio de la Gracia lo entendemos fácilmente, pero es porque Dios nos ha alumbrado previamente los ojos del entendimiento ( Efesios 1:18)  pero una gran cantidad  de hijos de Dios no lo entienden, y se quedan en la sabiduría del Antiguo Testamento, la sabiduría predestinada para ellos es un insulto, en Isaías dice o amplifica en 55:8  lo que realmente sucede cuando no se comprende el nuevo pacto de Dios con el hombre, dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová”  Sin embargo en este Nuevo Pacto no es  así, ya que como dice 1 Corintios 2:16 ya Cristo esta en nosotros y tenemos su mente, entonces nuestros pensamientos si debiesen ser los pensamientos de Dios dice: “Porque: ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá?  Más nosotros tenemos la mente de Cristo”

Entonces, existe una razón de mucho peso, de porque nos tenemos que separar de la sabiduría de la ley de Moisés, en el Antiguo Testamento. Veamos que Dios hizo con esa sabiduría de este siglo:

LA SABIDURIA DE DIOS Y LA DE MOISES

1 Corintios 1:18-20 “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

 En estos versículos se habla de una sabiduría que Dios habría de destruir que es la de los príncipes de este siglo, que es sinónimo de la que Pablo llama sabiduría del mundo, comprendamos bien que una es la sabiduría del Nuevo Pacto y otra la del Antiguo Pacto, no es la misma la del viejo, como la del Nuevo Pacto.

Ahora bien, no es lo mismo lo que Dios determino, comparado con lo que Moisés enseño, porque la sabiduría del Antiguo Testamento se aprende a través de los hombres, es decir quien enseñó la sabiduría del antiguo pacto fue Moisés, no fue Dios directamente;  en otras palabras fue el hombre, a diferencia de la sabiduría predestinada, la sabiduría del nuevo pacto, que es la sabiduría de Dios, esta es enseñada directamente por Dios.

Veamos lo que dice el libro a los Hebreos 8:10-13 “Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyesen la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mi por pueblo; Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. Porqué seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades. Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”

Aquí quien pone las leyes es Dios, no es ningún hombre, aquí todos conocen a Dios, pues esta dentro de ellos, por eso Colosenses 1:27 dice: “Cristo en vosotros la esperanza de gloria”

Así también en Juan 6:45 encontramos lo siguiente: “Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que todo aquel que oyó al Padre y aprendió de él, viene a mi”

Vemos claramente que existe una abismal diferencia entre el Nuevo y el Antiguo pacto, Dios nos educa en el Nuevo y el hombre educó en el Antiguo, por eso cuando Pablo habla en el nuevo pacto dice: Que no nos gloriamos en si mismos, sino en Cristo Jesús, Quien es quien nos educa, además de que el es el que nos alumbra los ojos del entendimiento Efesios 1:18

Leemos en la Biblia en el Antiguo Testamento en Deuteronomio 4:1-6 “Ahora, pues, oh Israel, oye los estatutos y decretos que yo os enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis y poseáis las tierra que Jehová el Dios de vuestros padres os da. No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno.

 Vuestros ojos vieron lo que hizo Jehová con motivo de Baal-peor, que a todo hombre que fue en pos de Baal-peor destruyó Jehová tu Dios de en medio de ti. Mas vosotros que seguisteis a Jehová vuestro Dios, todos estáis vivos hoy. Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta”

El que enseña aquí es Moisés, en repetidas ocasiones vemos la palabra”yo”, esto es semejante a la actitud de algunos pastores, por el contrario Dios nos da el mensaje de morir al Yo. En el pacto de Dios con Moisés, es decir en esa sabiduría perneaba el “YO”, pues era el hombre quien enseñaba, sin embargo en la sabiduría predestinada desde antes de los siglos, quien nos enseña es el espíritu de Dios, que esta en nosotros (Romanos 5:5) el espíritu de Dios educa, enseña, redarguye, ahora bien.

¿Que es la Ley? O más bien dicho ¿Qué fue la ley? ¿Que fue lo que Moisés enseñó? enseñó decretos y mandamientos, y como se lee en el versículo 6 del pasaje de Deuteronomio anteriormente citado “esto iba a hacerlos sabios delante de los pueblos, y no delante de Dios” Moisés nunca fue sabio delante de Dios fue sabio delante de los pueblos, si usted se pregunta: ¿Porque hay tanta iglesia legalista?

La respuesta es sencilla es porque, en todas partes se enseña la sabiduría de Moisés, es porque esos mandamientos y decretos, enseñados por Moisés, fueron establecidos por Dios para ese pueblo Israel, no para nosotros los gentiles, pero también Dios decreto que un día iba a destruir la sabiduría de los sabios 1 Corintios 1:21, iba a desechar, el entendimiento de los entendidos, Dios ya destruyo esa sabiduría, por lo cual es ya obsoleta.

¿DONDE ENCONTRAMOS LA SABIDURIA DE DIOS?

Vamos a detenernos, mas bien, vamos a cobijarnos nosotros los hijos de Dios, en la sabiduría predestinada del nuevo pacto, no podemos buscarla en otro lugar de la Biblia. Debemos buscarla en el Nuevo Testamento, busquémosla en las Epístolas de Pablo, que comienzan en Romanos y terminan en Hebreos.

En el antiguo pacto, se establecieron, los decretos y estatutos que enseño Moisés, donde la ausencia del espíritu de Cristo en ese pacto es obvia. Ahora bien aquí cabria preguntar entonces ¿para que sirvió la ley? Y como dice Gálatas 3:19 “fue añadida a causa de las trasgresiones hasta que viniese la simiente, que es Cristo” efectivamente eso fue lo que paso, la simiente que es Cristo ya vino hace 2000 años, por lo tanto esa añadidura o parche, refiriéndonos a la ley de Moisés fue abolida.

 Esa era de sabiduría de hombres, esa sabiduría tenia un espíritu de locura, porque lo que producía era condenación, muerte y esclavitud además de maldición, porque esa sabiduría que Moisés enseño era una sabiduría de reglas.

 Por ejemplo: decía no toques no manejes no gustes, además acotamos que no eran solo diez mandamientos, eran 613 estatutos y decretos, que se debían de cumplir todos sin violar ninguno, un hombre podía cumplir 612, pero si se violaba uno violaba toda la ley, eso es locura, las personas que tratan de someterse a la ley se convierten en intransigentes, en esclavos con una actitud de prepotencia de ira, de desprecio de violencia, todo esto porque son personas que no saben perdonar, ya que la ley no produce perdón, lo que produce es “ira” (Romanos 4:15).

En el Antiguo Pacto, Dios pone a Moisés a enseñar, en el Nuevo pacto al contrario, Dios no delega su gloria en el hombre, para que este empiece a enseñar, el mismo enseña, entendamos que los mandamientos los enseño Moisés y no Dios, Todo Deuteronomio 4 habla de quien enseño en el antiguo pacto o sea Moisés, allí no dice que Dios educo al pueblo allí dice que fue Moisés, el pueblo aprendió de Moisés no de Dios.

TODA LA GLORIA PARA JESUCRISTO

¿Que significa morir con Cristo? Esto significa morir a nosotros mismos, significa dejar que Cristo haga y no nosotros, vamos a estudiar  algo problemático llamado SABIDURIA, el problema que se da en el pueblo de Dios, es que nos hacemos sabios en nuestras propias opiniones, pensamos que tenemos la capacidad de educar a los demás, por eso Pablo, cuando habla dice tenéis necesidad de cartas, además dice en 2 Corintios 3:6 que: “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica”

Jesús dijo en Lucas 17:10 “Considérate siervo inútil cuando hayáis hecho lo que tienes que hacer” cuando hacemos algo para el Señor es el haciendo en nosotros, no lo hacemos nosotros, es Dios haciendo a través de nosotros.

Tenemos que morir con Cristo, aunque ya morimos en la cruz con él (Romanos 6:8) por lo tanto el que se glorié gloríese en Cristo Jesús, lo primero que fuimos hechos por Dios es sabiduría (Corintios 1:30) y esto por causa de nuestra sabiduría, o sea de esa sabiduría que permea en nuestro medio, la cual la aprendimos, que es la sabiduría carnal, la sabiduría enseñada por Moisés.

 Es imprescindible que tengamos que sacar de nuestro entorno, todo lo que Moisés enseño, hay que apostatar de Moisés, esta sabiduría obsoleta atenta contra la obra de Dios, Dios quiere que esperemos en él, la sabiduría de este pacto es Dios haciendo, el objetivo es morir a nuestra propia sabiduría, así como a la sabiduría de Moisés.

Colosenses 2:20-23 “Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿Por qué, como si vivieses en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), tales cosas que todas se destruyen con el uso? Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de las carne”

Usted puede decir que no sigue mandamientos de hombres, incluso usted puede afirmar que cuando lee el Pentateuco, aquí puede sacar doctrina; eso no es así, lo que saca de allí es esclavitud, condenación, ira, etc. Allí el que enseño fue Moisés. Si Dios nos educa, nos educa con sabiduría predestinada, en el antiguo pacto enseño un hombre ese fue Moisés, si ya Cristo resucito porque meternos a sabiduría del mundo, que es la misma sabiduría de Moisés, es mas leamos ¿a quien no fue dada la ley?

1 Timoteo 1:9 Dice: “conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mi me ha sido encomendado”

Entonces hay dos sabidurías, la antiguo testamentaria y la predestinada, la antigua tiene cierta reputación, pero esta ha enloquecido a la mayoría de hijos de Dios, en esta no se sabe ni lo que se afirma, no se ha analizado ni lo que se enseña, el porcentaje de creyentes mas alto, se ubica en la sabiduría de Moisés. Hablando secularmente todos disfrutan, sin embargo ellos se abstienen de muchas cosas, como el ver televisión (aunque los que antes más se oponían a la televisión, son los que poseen grandes cadenas de televisión en la actualidad), ir a la playa, muchos condenaban la televisión, pero ahora tienen canales de televisión, si ya morimos con Cristo por que meternos en cosas de la antigua ley.

EL ESTADO ACTUAL DE LAS COSAS

En los pulpitos lo que se predica es culpabilidad, sin embargo los mandamientos se violan, esto debido que siempre va a haber débiles, se hacen llamamientos con la sabiduría que dio Moisés, esto es porque en su conciencia la sabiduría de la ley todavía esta en pie, pero Dios enloqueció esa sabiduría.

La Biblia dice “Quien acusara a los escogidos de Dios” (Romanos 8:33)  “ninguna condenación hay para los que están en Cristo” Romanos 8:1, “Tenemos el Espíritu Santo en nosotros” 1 Corintios 6:19, “tenemos la mente de Cristo” 1 Corintios 2:16, es locura que se pierda la salvación, pero una buena cantidad de creyentes creen que se pierde.

La ley dice que si se comete un solo acto carnal se viola toda la ley, la ley es maldición (Gálatas 3:10) todos cometemos actos carnales diariamente por eso hay deseos engañosos (Efesios 4:22) el evangelio de la gracia nos educa, ahora entendemos la sabiduría de Dios sin mandamientos, “Todo nos es licito, pero no todo conviene” 1 Corintios 6:12, las instrucciones del espíritu en este pacto de la gracia, que es la sabiduría de Dios, son que cuando se hace algo malo el espíritu se contrista, y corregimos, no corregimos porque alguien nos condeno, es el espíritu que nos educa, es la vida del espíritu la que dirige nuestro caminar.

Una cosa que se ve con tristeza es que por ejemplo, para ser miembro de una iglesia hay que pasar una prueba en un lapso de tiempo, allí funcionan mandamientos y estatutos no la vida del espíritu, es como ser miembro de un club, en eso se ha convertido la iglesia.

Es indudable que todos tienen problemas con los apetitos de la carne, sin embargo lo mas importante es entender porque, por eso Pablo dice que somos ministros competentes de un nuevo pacto no de la letra sino del espíritu 2 Corintios 3:6.

EL ESPIRITU VIVIFICA

¿Qué es vivificar? Es hacer vida, hacer rema, hacer manifiesto, etc.

En Juan 6:63 encontramos lo siguiente: “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” la sabiduría de Dios es del espíritu, por eso produce vida y paz, recordemos que el fruto del espíritu es: “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22-23)  por el contrario la sabiduría de Moisés era para la carne, por eso era sabiduría de muerte, de condenación, etc.  (2 Corintios 3:9-11)

ACTITUDES DEL ANDAR SOMETIDO A LA SABIDURIA DE MOISES

1 Corintios 1:21 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó as Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación”

Dios enloqueció la sabiduría del mundo, o sea a los que se cobijan bajo la sabiduría de Moisés, estos aparecen con grandes Biblias bajo el brazo, andan con cara triste, con un semblante de soberbia, andan en actitud de supervisión para con los demás, sin embargo nosotros, debemos ser imitadores del amor que Dios, manifestó cuando participo de carne y sangre, metiéndose en ese cuerpo llamado Jesús de Nazaret, el era buena gente, e hizo excelentes obras.

Entonces hay sabiduría del mundo, y hay sabiduría de Dios, pero a pesar de lo que la Biblia dice para la religión la sabiduría de Dios es locura, cuando es todo lo contrario de acuerdo a como dice el evangelio en la Biblia.

Cuando alguien predica o enseña solamente o exclusivamente el Antiguo pacto, esto es erróneo y se esta equivocado y equivocando a otros; en otras palabras, deducimos entonces que la conversión que se practica en la religión, esta equivocada, si se hace por métodos de la sabiduría de Moisés, se convierten a Moisés y no a Cristo.

Con la sabiduría de Moisés ahora se apartan de amistades, de la familia y de otras cosas, pues creen que si no tienen la misma doctrina, que ellos entonces pueden ser contaminados, ahora se ve diablo, hasta en el café, antes no; derivado de esa conversión, cualquiera que la obtenga, antes era una gran persona, ahora es el ogro de la familia, ahora ora y reprende a los demás.

Supuestamente se apartan de sus conocidos para apartarse del mal, pero si somos honestos, uno se cansa de esas hipocresías, allí no hay conversión a Cristo, sin embargo como dice el apóstol Pablo en Efesios 1:18 “Cuando se alumbra nuestro entendimiento, eso sí es conversión, eso si cambia nuestras vidas y es a través del conocimiento del evangelio: por el contrario, en la sabiduría de Moisés ahí son mandamientos de hombres, no sabiduría de Dios y esto no cambia las vidas.

El problema básico es lo que dice Romanos 8:3 “que Dios condenó el pecado en la carne” los apetitos de la carne, de una u otra forma nos alcanzan, especialmente si lo que se enseña es mandamientos, lógicamente no se cambia, es seguro que se cambia la apariencia, pero por dentro somos los mismos, eso es una triste verdad debido a que no hay renovación del entendimiento.

LA GLORIA DE DIOS ESTA EN NOSOTROS

Pablo dijo que Dios iba a destruir la sabiduría del sabios, la ley fue profetizada que sería abolida, el fin de la ley es Cristo (Romanos 10:4) una de las cosas que sucede cuando alguien muere es que se aparta de nosotros algo, o alguien, que no volverá a resucitar, pues en Cristo estamos muertos a la ley, por ende se apartó de nosotros algo, Dios ya había anunciado que la ley había de ser quitada

CONCLUSION:

En Isaías 29:9-16 encontramos ese interesante pasaje “Deteneos y maravillaos; ofuscaos y cegaos, embriagaos, y no de vino; tambalead y no de sidra. Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes.

 Y os será toda visión como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren; Lee ahora esto; él dirá.: No puedo, porque esta sellado. Y si se diere el libro al que no sabe leer, diciéndole: Lee ahora esto; el dirá: No se leer. Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mi con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mi, y su temor de mi no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado; por tanto, he aquí que nuevamente excitaré yo la admiración de este pueblo con un prodigio grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de sus sabios y se desvanecerá la inteligencia de sus entendidos.

 ¡Ay de los que se esconden de Jehová, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quien nos conoce?¡Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero, ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió?

Una persona que esta borracha, y no de vino, significa que no esta cuerda, esta loca, tiene fiebre, esta enferma, por ejemplo el pueblo de Dios, en sus oraciones piden que se derrame la gloria de Dios, y eso es locura, pues de acuerdo a la sabiduría de Dios el mora en nosotros que somos su templo (1 Corintios 6: 19-20)  Por consiguiente: Si Dios ya esta en nosotros, entonces la gloria de Dios esta en nosotros, De tal forma que lo que los pastores y los lideres están prometiendo ahora,  esto ya lo tenemos nosotros, derivado de esto es que están borrachos y no de vino.

 La gran mayoría de los creyentes están sufriendo por falta de conocimiento, se les ha enseñando solo mandamientos y decretos y le temen a Dios, creen que Dios anda como un capataz al acecho de los que fallan, que horrible engaño.

Dios esta buscando que alcancemos madurez para hablar la misma sabiduría, teniendo un mismo sentir, pero esto toma tiempo, hay que esperar, no es de la noche a la mañana.

La mayor cantidad de hijos de Dios están fuera de las iglesias. Hay mucha gente buscando algo diferente, algunos están tambaleantes y otros desilusionados, comprendamos que muchos llegaran, pero instruyamos con la sabiduría de Dios y sobretodo con amor y madurez. ¡GLORIA A DIOS!

<>< <>< <><


Comentarios o consultas al autor: oscartenes@yahoo.com
Principal | Palabra del Día | Quienes Somos | Libro de Visitas | Contacto | Aviso Legal
Crecimiento | Estrategia | Ayuda | Colaboraciones | Producciones | Palabra Confirmada | Libros
www.tiempodevictoria.com.ar | 2002-2014