Tiempo de Victoria

Apacienta Mis Ovejas

Hay seis cosas muy puntuales que habrá que consignar antes de comenzar efectivamente este estudio. 1)= El ministerio monárquico pastoral fue establecido por una generación que había estado maldita. 2)= A través de la descendencia de Caín vinieron a provenir veintitrés reyes, incluyendo a Nabucodonosor, instituyendo el reino así, girando alrededor de un solo hombre. 3)= Esa generación había sido maldita porque Noé había profetizado aquí de esa manera. 4)= Dios no tenía planes de elegir a ningún rey a través de la Biblia. Como tampoco Dios había escogido tribu para que le construyese templo, ni tampoco había escogido a ningún hombre para que fuese puesto como rey. 5)= Como consecuencia, estamos sujetos a autoridades que no están puestas allí bajo principios bíblicos, y por ello nuestro sistema sufre bajo un ataque satánico contra la iglesia. 6)= Fuera de sumisión no hay autoridad y al no estar sometidos a los principios bíblicos en nuestra estructura gubernamental carecemos de poder para batallar en contra de las necedades del sistema mundial que está atacando a la iglesia por medio de los periódicos y la televisión.

La iglesia no ha dado lugar a ministerios que no sean el pastor y el evangelista. Y debido a ello hemos obligado a todo el mundo que tiene un llamado, a convertirse en pastor. Todo aquel que sentía el clamor de Dios en su corazón, diciendo: necesito que hagas algo para mí, tenía que ser determinado como pastor, porque nuestra estructura sólo provee espacio para ello.

Hay pastores de jóvenes, de solteros, de matrimonios, de visitación, de consejería, de niños, de estudios y no sé cuantas cosas más. Al evangelista, mientras tanto, lo tiramos a la calle o le armamos una carpa alquilada por allá, bien lejos, y al maestro lo encerramos en un cuarto.

Nuestra estructura no dio cabida para ministerios de fundamento. Pero la unción de Dios está sobre la vida de estos hombres que fueron llamados a estos ministerios, de allí que terminaron siendo descarrilados o considerados rebeldes dentro de la estructura presente. A veces la gente anda saltando de iglesia en iglesia. Y no quiero con esto darle vía libre a todos estos “canguros” eclesiásticos, pero muchos de estos son personas con llamado, que no pueden someterse a otro porque estarían asesinando la unción que hay sobre sus vidas.

Aquí es donde saltan algunos elementos más: 1)= Dios alimenta o precede cada verdad o fundamento con una voz profética que lo declara y una unción apostólica que lo establece. 2)= Cuando la ministración apostólica establece, sobre ese fundamento, fluye la voz profética. 3)= Elías corrió delante de los carros del rey Acab, trayendo una tipología de cómo una unción profética precede la unción apostólica. 4)= Juan el Bautista preparó el camino para Jesús. Una vez más, viendo la misma tipología, como un ministerio profético precede a un ministerio apostólico. 5)= Ahora, que hay un movimiento profético que está declarando que viene una autoridad apostólica sobre la iglesia de Dios, luego de ser aplicada esta revelación sobre el cuerpo de Cristo, vamos a ver en el tiempo futuro que la iglesia corporal de Cristo, sazonada de la unción y de su carácter profético va a preparar a las naciones para nuestro apóstol y rey de nuestra máxima fe. Una voz profética, siempre declara: ¡Allí viene el rey!

(Efesios 2: 19= Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, (20) edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, (Si su ministerio está edificado sobre cualquier otra cosa, su ministerio anda torcido.) Siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, (21) en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor, (22) en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

El propósito de todo ministro, está descripto en este pasaje bíblico. El verso 22 dice que estamos siendo juntamente edificados, para. La palabra PARA, determina que este es el propósito por el cual estamos siendo edificados. Estamos siendo edificados para, ser morada del Espíritu Santo. Esto quiere decir que: mientras toda la tierra creyente se prepara para ir al cielo o para ser arrebatada en un rapto inminente, Dios está preparando su cuerpo, mi cuerpo que es SU cuerpo, para venir a habitar en él. Dios siempre ha querido revelarse en la tierra, por eso la entregó.

Dios fluye a través de muchos, pero sólo mora con algunos. Esto es una pena muy grande. Dios fluye por medio de la compasión y usa hasta una burra si le place. Pero sólo mora en algunos. Cristo dijo: no tengo donde descansar. Y aún anda edificando un templo donde poderlo hacer. Porque lo dejamos fluir, pero no hemos preparado nuestro templo de manera que él tenga contentamiento en quedarse. Pablo trabajaba para que Cristo fuese formado en nosotros. Él decía: son dolores de parto, hasta que Cristo esté formado dentro suyo. Él decía que era perito arquitecto de este trabajo.

(Efesios 4: 7)= Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. (Rescate: a cada uno, no a algunos, fue dada la gracia del don. ¿De quién? De Cristo. El don de Cristo.)

(8) Por lo cual dice: subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres. (¿De quién está hablando? De Cristo. ¿Y qué dice que hizo? Dice que dio dones a los hombres.)

(9) Y eso de que subió, ¿Qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?

(10) El que descendió, (¿Quién fue el que descendió? Cristo.) Es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.

(11) Y él mismo constituyó (¿Quién es él? Cristo. ¿Quién constituye? Cristo. Entonces ni el concilio, ni la presidencia, ni la junta, ni la convención, ni el consejo tiene derecho a constituir. Él constituyó) a unos, apóstoles; A otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, (12) a fin (Esto no significa Final, no significa afinidad ni simpatía. A fin; a los fines de, con el propósito de, por causa de. Esto es importante porque si le prestamos atención a la palabra original que se traduce como FIN, que es la palabra ELAH, vemos que es la misma palabra que está en los versos escatológicos. Por lo tanto, hay mucho de lo que usted ha interpretado y entendido como el fin, no es el final, es el propósito. A fin de) perfeccionar, (Que significa Madurar) a los santos (Ese es usted, soy yo, no ministros ni estatuas) para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, (13) hasta que todos (No dice “algunos”, dice TODOS. ¿Quiénes son todos? Cada uno de los que recibieron la medida. Los todos que están abajo, son los cada uno que están arriba. Hasta que todos) lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, (¡Y dale con Perfecto! Ya van tres veces. Es Maduro.) A la medida de la estatura de la plenitud (Que es el cumplimiento, la llenura del carácter) de Cristo.

En este texto, y con sólo este texto, es más que suficiente para respaldar que son necesarias cinco unciones para completar la medida del varón perfecto. Porque Él dio cinco para hacer la labor. Si cuatro fueran suficientes, Él hubiera dado cuatro. Pero dio cinco. Cinco funciones para llegar a un varón perfecto. A cada uno de nosotros se nos entrega una medida que usted tiene y desarrollarla a la medida del varón perfecto y la estatura de la plenitud de Cristo.

Toma su semilla, (Dios todo lo comienza con una semilla y en forma singular) y pone suficiente potencial en ella para que se desarrolle. Entonces, los labradores de esa semilla, son los que maduran la planta para que de el fruto que estamos buscando, que en este caso, es el varón perfecto en la estatura y plenitud de Cristo.

(Hechos 13: 22)= Quitado este, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: he hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.

(23) De la descendencia de éste, y conforme a la ‘promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.

(Verso 36)= Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres, y vio corrupción.

(37) Mas aquel a quien Dios levantó, no vio corrupción.

Está hablando de Cristo, comparado con un hombre que hace todo lo que Dios quiere; un hombre conforme al corazón de Dios. Es una escritura paralela con la plenitud de Cristo, es hacer todo lo que Dios quiere y andar conforme al corazón de Dios. De todos modos el hombre conforme al corazón de Dios vio corrupción para aquel a quien Dios mismo levantó, no tuvo que verla.

La función de los cinco ministerios es que el creyente sea madurado en Cristo y que éste tenga un carácter tras el corazón de Dios, a la medida y plenitud de Cristo. Un hombre que hará todo lo que Dios quiere, pero vuelvo a repetir: Dios comienza todo con la semilla. Entonces es necesario tener impartición de cinco ministerios para que ese fruto tenga buen sabor, sepa bien. Con eso solamente basta y sobra para entender por qué el cuerpo anda como anda.

Dios espera que la medida del varón perfecto sea desarrollada, para entonces Él poder entregarlo a Cristo. Es una paradoja. En algunos lados somos femeninos y en otros somos masculinos. La novia no va a ser entregada hasta que no sea gloriosa. El hombre no va a ser entregado hasta que no sea perfecto, maduro. Es una paradoja. La iglesia es tanto masculina como femenina. En Corintios somos un hombre, en Efesios somos una mujer. En el Espíritu no hay género. Por eso cuando una mujer es ungida, no sea cabezón y déjela ejercer.

Hemos sido educados a depender de un líder, pero Dios jamás estableció un solo líder. En el Nuevo Testamento nos ha dado cinco para apacentar a las ovejas. Sabemos que necesitamos estos ministerios.

(Juan 17: 10)= Y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.

¿Cristo fue glorificado en quien? En sus discípulos. Eso quiere decir que el líder es glorificado por su congregación. Una simple mirada a su congregación y uno ya sabe qué clase de alimento tiene. Y Dios también. Y nos quejamos de las ovejas, pero son el fruto de su ministerio, pastor. En Hechos vemos que cuando los apóstoles deciden escoger a un grupo de hombres, para ellos separarse a la oración y la palabra. Hoy el pastor está tan ocupado que lo último que hace es orar y adorar a Dios.

El término PASTOR está dieciocho veces en el Nuevo Testamento. La palabra en griego es POIMEN. Significa: Instruir, Pastorear, Apacentar o Alimentar. Sólo es traducida una vez de esas dieciocho, como la palabra PASTOR. Es raro. Ese es un problema nuestro; el tratar de conseguir algo a través de una palabrita que aparece una sola vez y hacer una denominación con ella. Como la palabra RAPTO. La palabra sale en vez de arrebatamiento, porque Rapto no existe. ¿Cuántos ministerios desarrollados sobre una sola palabra hemos tenido? La palabra PASTOR aparece una sola vez en la Biblia y todas las iglesias del mundo tienen una cabeza visible que se llama PASTOR.

Una sola vez es traducida PASTOR, en Efesios 4:11. Lo que significa, ya lo dije. La implicación nunca aparece en singular y sí siempre en plural, como función de Pastorear y no como oficina de Pastor. Es más una función que un título, eso es evidente. Aparentemente, en el propósito con los maestros, en Efesios 4:11, ya que en el griego el artículo que precede a la palabra maestro, es decir “Y”, no existe. En griego, lo que dice, es Pastor-Maestro. Ya tenemos tres en vez de cinco. Hay una oficina, no se asuste, vamos a llegar allí. No vaya a cerrar su iglesia por esto.

(Hechos 20: 17)= enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia. (Subraye esto, por favor)

(18) Cuando vinieron a él, les dijo: vosotros sabéis como me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, (19) sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; (20) y como nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas (21) testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

(22) Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; (23) salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

(24) Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo.

(25) Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, (¿Con quien está hablando? Con los ancianos) entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro.

(26) Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; (27) porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. (Note que la sangre no está sobre sus hombros porque él anunció el consejo completo, no el que él suponía, solamente)

(28) Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, (¿En qué quedamos; ancianos u obispos? ¡Pero está hablando con los ancianos! Está hablando con los ancianos, pero les llama Obispos, y le dice:) Para apacentar la iglesia del Señor, (Ancianos, Obispo, apacentar. ANCIANO, es la palabra PREBUS, de donde sacamos la palabra PREBISTERIO. Denota la dignidad de una posición. Se traduce EMBAJADOR. Por eso Cristo dijo: Son Embajadores. OBISPOS, es EPISKOPAS. Es el que observa, uno que vela, y esto declara la función, no la posición. Entonces, está hablando con un grupo de hombres que tienen dignidad de una posición, con una función de obispado, en plural. Y la próxima palabra, APACENTAR, es la palabra PASTOREAR. En otras palabras: Ancianos, acuérdense del obispado pastoreando la iglesia.

La palabra APACENTAR es POIMANO, Pastorear, Guiar, Guardar, Proteger, Instruir nutrición o alimentar. La función de un pastor es alimentar. Pero si usted sólo alimenta la parte que a usted le gusta, no está dando el consejo completo. Y la razón por la cual no puede dar el consejo completo es porque usted no está llamado solo; está en un grupo de ancianos obispando. Cristo es el ejemplo de eso.

(1 Pedro 2: 25)= Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo, de vuestras almas. (El mismo Cristo lleva el título y ustedes no.)

En otras palabras: el PASTOR, esa es una de las pocas veces que es traducida POIMEN, significa: la oficina, la habilidad de ser; el Padre espiritual. Ese es Cristo. El resto del tiempo aparece PASTOREAR, que simplemente es una función. Y es de muchos. Siempre vemos pluralidad de obispado o pastoreo en grupo.

(1 Pedro 5: 1)= Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, (¡Ese es Pedro, un apóstol! Está de anciano. ¡Pastoreando! ¿Es Pedro, no? ¿Es o no un apóstol? ¿Puede un apóstol, entonces, pastorear? ¿Qué dice luego en el verso 2?) Apacentad la Grey (¡Pastoread el rebaño! ¿A quien? A los ancianos, juntamente como es Pedro. Que hagan la función del pastoreo)

(Hebreos 13: 17)= Obedeced, (¡A su pastor! ¿No? ¿A cuantos pastores? A todos los que cumplen esa función. Gramática simple. Pero la religión ciega el entendimiento de la mente. Y la doctrina lo termina de empeorar) a vuestros pastores (Esa palabra, en griego, significa aquellos que tienen el gobierno, o que presiden por ustedes, que es la descripción de la palabra que le leí, que es instruir, pastorear, alimentar o apacentar. POIMEN. Son los que guían y alimentan)

El término PASTORES, en la Biblia, incluye una variedad de características. Por ejemplo, en 2 Samuel 7:7, vemos cuando Samuel habla de que Dios había mandado a apacentar a su pueblo, refiriéndose a los jueces y a los reyes. Era un término político y militar. Sansón apacentaba, también Débora. No es un término religioso, es político y militar, igual que Eklesia, Asamblea, Iglesia. Es el gabinete judicial de representantes del reino de Dios. Y los seculares tienen, también una iglesia. Nabucodonosor tenía una iglesia. Asiria tenía una iglesia. Cesar tenía una iglesia. Es la cámara de representantes que convierte en ley lo que el rey dice. Esa es la función de la iglesia: convertir en ley lo que dice el Padre. La palabra EMBAJADORES, también implica lo mismo: un dignatario. ¿Político? ¡Ah, no! ¡Yo no me meto en la política! Por eso es que la política nos está tragando vivos. No sabemos ni votar.

(Hechos 15: 6)= Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto. (Estamos hablando del concilio de la iglesia más grande de aquel tiempo. La iglesia de Jerusalén, cuando Pablo tenía una disputa por unas doctrinas muy raras que habían sido enseñadas en algún lugar y él traía consigo el individuo que estaba enseñando ese tipo de doctrina, para ver qué decidía el liderazgo de su iglesia. Y en el verso 6 dice) Se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto.

(7) Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: (Vemos que Pedro también tiene una función en la iglesia de Jerusalén. Mire como está entrelazado el cuerpo de Cristo. Es un solo cuerpo.)

(Verso 14)= Simón ha contado como Dios visitó por primera vez a los gentiles. (Simón también tenía parte en el asunto. Estamos hablando de profetas y apóstoles en el liderazgo de una iglesia)

(Verso 13)= Y cuando ellos callaron Jacobo respondió diciendo: varones, hermanos, oídme. (Jacobo aparentemente presidía el concilio completo. Un apóstol. La iglesia de Jerusalén. ¿Y como es que yo sé eso? Porque en el verso 19, él es quien decide lo que se va a hacer, dice:) Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios. (Él decretó y se acabó. Jacobo.)

(Verso 22)= Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos (Esto es: lo que dijo Jacobo.)

El pastoreo de la iglesia prominente de Jerusalén, tenía pluralidad de obispado. En Marcos 6:34, en cambio, vemos que el pastor es un maestro.

(Marcos 6: 34)= Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas. (¿Quién pastoreó aquí? LA unción del maestro, no la del pastor.)

(1 Corintios 12: 28)= Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente (¿Pastores, quizás? No.,) apóstoles, luego (¡Ahora sí! ¡Pastores! No.) profetas, lo tercero (Bueno, ahora sí: Pastores. Tampoco.) maestros, luego (¿Pastores...?) los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. (¿Quién fue el resentido, rebelde, insujeto y conflictivo que escribió esto y no tuvo en cuenta, seguro que a propósito, a los pastores? Pablo. ¿Y por qué Pablo no habría puesto pastores? Simple. Porque la palabra Pastor es una función que puede ser llevada a cabo por cualquiera de estos tres. Estamos hablando de cosas que a lo mejor van a llevar quinientos años hacerlas, pero eso no implica que no sean ciertas y bíblicas, y tendremos que hacer para que Cristo pueda venir.)

La revelación profética va a traer tanto entendimiento a la iglesia, que lo que no hemos hecho en doscientos años, lo vamos a hacer en poco más de una década. No se crean que vamos a estar otros quinientos años.

(Hechos 13: 1)= Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros; (¡Ah!¿No había pastores? ¡No, hermano! ¡Está hablando de gente que estaba de visita! ¿Ah, sí? Pero dicen que estaban en la iglesia. Y mire todos los apóstoles que hay que no estaban con Cristo) Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.

(2) Ministrando estos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

(3) Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

Me parece que tiene que ser la cabeza de la iglesia la que hace esto. No puede venir un ministro invitado a ponerle la mano a un miembro de otra iglesia. En esta iglesia, los que estaban al frente, eran profetas y maestros.

Todos los gobiernos están llamados a POIMANO, pastorear. Y se someten unos a otros. ¿Quién manda, entonces? ¡Nadie! ¿Tiene que mandar alguien? Se someten unos a otros en el temor del Señor. No están debatiendo a ver quién sabe más, sino que lo que verdaderamente tiene sentido aquí, eso se hace en esta ocasión. Porque son personas entendidas que no están con orgullo de saber más que nadie, sino que donde esté la razón, en esa nos vamos y se acabó. ¿Por qué es que el cristiano no puede hacer eso? Cuando este es el fundamento del nuevo nacer: caminar en amor.

(1 Tesalonicenses 1: 1)= Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los Tesalonicenses. (¿Quién está escribiendo? Pablo, Silvano y Timoteo. ¿Y a quien le escriben? A la iglesia, verdad? Por favor, téngalo en cuenta)

(1 Tesalonicenses 2: 6)= No buscamos gloria (¿Quiénes están hablando aquí? Pablo, Silvano y Timoteo. Plural. “Buscamos” gloria.) de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo. (¿Quiénes son los apóstoles de Cristo? Pablo, Silvano y Timoteo. ¡No! ¡No puede ser! ¡Timoteo tiene que ser pastor! ¡Esta es la epístola pastoral! Perdón mi hermano; eso dice la doctrina, no la Biblia. Que él pastoreara, es otra cosa. Pero su función, era apóstol.)

El verdadero corazón del pastor siempre apacienta ovejas. A Timoteo también se le exhorta a que haga la obra de un evangelista. Pastoreando, haciendo una obra evangelística, bajo una unción apostólica. Cosas que no hemos escuchado en la iglesia latina.

Cristo le dice a Pedro: ¿Me amas? Apacienta. –Pedro; ¿Me ágape? – Sí Señor; sabes que te phileo. Pastorea. Pedro apacienta. Apacienta, pastorea, apacienta. El pastor es la oficina y el título, pero menciona “apacienta” dos veces, que es la función, al principio y al final, implicando que la función primordial es alimentar al cuerpo de Cristo. Y está hablando con pedro, que es un apóstol. Es que la función de nutrir es mucho más importante que la oficina. La unción que trae un verdadero pastor; la medida del corazón perfecto que él trae dentro de sí, por lo divino, es una que une, congrega y acerca la oveja al rebaño. Tiene una unción sobrenatural para congregar. El verdadero pastor une a las ovejas.

La unción que tiene sobre su vida, es antídoto para romper yugos para lo siguiente: la independencia, la inseguridad, la soledad y el espíritu de rechazo. La unción que hay en este corazón, libera al pueblo del espíritu de rechazo. Cuando el evangelista está predicando, el pastor anda por debajo. Porque el evangelista redarguye el corazón, pero el pastor es quien trae la oveja al rebaño. El verdadero pastor, huele a ovejas. ¿Cuántos quieren ser pastores, ahora? Pero como nuestro sistema sólo da oportunidad para el pastor, es hasta un problema financiero. Tiene dones, tiene un llamado, pues usted, entonces, será pastor.

Juan 10:12, dice que si no es ungido por Dios, entonces es un asalariado. La calificación es estar ungido, para así traer nutrición. El enfoque positivo de un pastor, es un corazón para el pueblo. Si un pastor-pastor es cabeza de una iglesia, lo positivo que tiene en su corazón es para el pueblo. La iglesia se siente muy mimada. Atiende las necesidades del pueblo, el pueblo se siente acunado, el pueblo se siente aceptado y seguro y se le puede poner un sello. El pastor se para en la puerta y, cuando usted sale, le da su mano. El problema es que son cien, ya no puede hacerlo.

El enfoque negativo del pastor como cabeza, -todos tienen sus pro y sus contra, por eso es pluralidad-, es que siempre se pasa apagando los fuegos. Porque usan el púlpito para corregir los problemas internos. Y no pueden predicar verdad presente porque tienen que corregir los problemas domésticos. Son manipulados por la situación. Y en la manipulación no hay unción.

<>< <>< <><


Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar


Principal | Palabra del Día | Quienes Somos | Libro de Visitas | Contacto | Aviso Legal
Crecimiento | Estrategia | Ayuda | Colaboraciones | Producciones | Palabra Confirmada | Libros
www.tiempodevictoria.com.ar | 2002-2014