Tiempo de Victoria

Como en los Días de Noé...

Alguna vez, - pregunto -, ¿No sintió una mínima curiosidad por saber cuánto será el día de la venida del Señor? Espere; no diga que no, apenas recuerde. La Biblia no lo dice, por lo que cualquier cosa que inventen los agoreros, adivinos, pitonisos o sectarios pseudo-religiosos de este tiempo, entonces, es pura patraña. Sin embargo, la sabia y bendita Palabra da alguna pista para que, al menos, los hijos de Dios tengamos alguna idea de cómo habrá de ser, ya que no es posible, conocer cuándo será.

(Mateo 24: 36-41)= Pero el día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Dice que nadie sabe. Eso significa que todos los mapas están equivocados. Eso sólo le corresponde al Padre. En otra parte, dice que ni el Espíritu lo sabe. Y si el Espíritu no lo sabe, nadie puede saberlo. ¿Por qué? Sencillamente porque no hay revelación sin participación del Espíritu. Entonces, pregunto: ¿De donde salen los mapas? La lógica a veces funciona. No compre todo lo que se le vende, investigue el producto. No compre todo lo que aquí se dice: estudie, investigue, escudriñe.

…Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre…

Esta es una metáfora, una analogía, una comparación, un ejemplo físico para que usted entienda; un principio profético. Si usted quiere saber algo más con relación a los tiempos del fin, estudie el tiempo de Noé. Si quiere tener algo más consistente sobre el fin, saque a Noé de la antigua Escuelita Dominical y del dibujo de los pequeños escolares y considérelo Palabra de Dios. Quíteselo de las manos a los que primero le mostraron a un diablillo dibujado con cuernillos y tridente, pintado de rojo, y enséñelo con madurez al pueblo de Dios.

…Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Vamos a ver: ¿Quiénes eran los que estaban comiendo y bebiendo aquí, los justos o los impíos? ¿Quiénes eran los que se casaban y se daban en casamiento, los impíos o los justos? ¿Quiénes entraron al arca, los justos o los impíos? ¿Quiénes no entendieron hasta que no vino el diluvio y se los llevó? ¿A quienes se llevó el diluvio, a los justos o a los impíos?

…Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.

Habrá dos en el campo y el uno será tomado. ¿Cuál es el que será tomado, el justo o el impío? ¿Cuál es el sujeto aquí? El impío. Es el mismo tema, no ha cambiado. Como en los días de Noé… Dos mujeres estarán moliendo y una será tomada. ¿Cuál es la que será tomada? La impía, igual que…en los días de Noé. La justa no fue tomada, fue guardada. Esto no elimina el arrebatamiento, sólo reorganiza su mapa.

(2 Pedro 3: 7)= Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra. Guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

(Génesis 6: 5-7)= Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

Y dijo Jehová: raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

Si usted entiende esto, esto le va a dar autoridad y le va a permitir andar por la calle con la frente bien alta porque recién allí sabrá para qué vino a este planeta. De otra manera no funciona su autoridad. No va a funcionar nunca si no entiende esto.

Dios decide volver a empezar. Todavía yo creo en el mismo Dios. Nosotros queremos meter a Dios en un cajón. Dios es eterno, no tiene apuro. Si usted no hace lo que tiene que hacer, Él levanta a otra generación. Él no está destinado a tener que culminarlo todo de acuerdo con un mapa que usted inventó.

(Génesis 6: 13)= Dijo, pues, Dios a Noé: he decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.

Note que la violencia en la tierra y lo que aparenta estar mal en la tierra, no es culpa de la tierra; es culpa de los hombres. La tierra es buena. Fíjese que la primera intención fue destruirlo todo. Si tendrá poder que dijo: empecemos de nuevo. Volvamos a Génesis. Que se acabe todo esto. Pero luego vemos que no fue así.

Y en el verso 14 comenzó a decirle a Noé que se construyera un arca, y empezó a darle sus dimensiones. Él encontró sólo un justo en medio de una generación perversa: Noé. En el tiempo de ahora, al que encontró justo fue a Cristo. Uno. Él ES la justicia de Dios. Uno. Como en los días de Noé… Encontró a un justo en una generación perversa.

Entonces Noé construye una embarcación de casi doscientos metros de largo. Eso es como dos canchas de fútbol. Caben adentro seis mil camiones uno al lado del otro. No se construiría un barco de las mismas medidas hasta el año 1939. Lo construyó Noé en un tiempo y un lugar en donde no había agua. Usted habla de tener fe. Yo le pregunto: si usted viviera al lado de Noé: ¿Lo consideraría un viejo loco o le ayudaría a martillar?

Los que creyeron, fueron guardados. Los otros, fueron arrasados por algo…

(Génesis 7: 1-2 y 8)= Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.

De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra.

De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra.

Aquí es donde suelen incomodarse bastante los defensores de la evolución. Porque si todo proviene del mono, con colocar un mono y una mona, bastaba. Para qué tendría que introducir de todos los animales si todos provenimos del mismo? Asimismo, hubiera fabricado una simple canoa en lugar de tener que trabajar tanto para el arca. En una chalupa indígena cabían perfectamente un mono y su mona, ¿No cree?

Le dice que construya un arca y a nosotros nos dibujan el arca con una pequeña ventana arriba porque la Palabra solamente mencionaba una ventana, claro. La Palabra no dice total y absolutamente todo lo literal; la Palabra siempre menciona todo lo que es necesario.

Imagínese usted un barco del tamaño del arca, con una cantidad que no podemos imaginar de animales adentro, por espacio de más de un año, comiendo normalmente, (Porque la Biblia habla, precisamente, de la comida de los animales), con las consecuencias biológicas naturales del proceso de comer y “todo lo demás”, con una sola ventana? Pobre Noé… No sé si hubiera quedado alguien vivo… Y para colmo, bien arriba esa ventana…

Lo que sí sabemos, y no por dimensiones, es que como él tiene que enviar una aloma para investigar la bajante de las aguas, tenemos que entender que la ventana tenía un ángulo diagonal, inclinado hacia arriba, como en cuarenta y cinco grados y que era bastante ancha, de modo que Noé no podía ver hacia abajo porque la idea era que Noé no viera el juicio. Por eso tiene que enviar la paloma para ver si hay tierra seca. Si la ventana hubiera tenido otra disposición que le permitía ver hacia abajo, Noé no hubiera necesitado ese proceso, lo hubiera visto por sí mismo. Es evidente que cuando terminaba de ver el borde de la ventana, no veía horizonte, veía cielo.

Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre… Y le dice a todos los animales que vengan. Pero él, Noé, no tuvo que ir a llamar ni a buscar a ningún animal. Ellos vinieron solos. ¿Usted se imagina a Noé, sentado en la puerta del arca, mirando con atención como van llegando todos los animales de una manera soberana? Comienzan a acercarse a un arca material. Comienzan a acercarse a un arca espiritual…

De pronto podemos ver a Noé mirando con la boca abierta a ese animal raro… “- Hummm. Jamás había visto a esta especie. Y no viene solo, viene con su señora.” Noé, ya viejo, comienza a examinarlos uno por uno. Será el capitán de esa nave y deberá conocer a los que serán sus pasajeros…

-    ¿Y tú…?

-    ¿Yo qué?

-    ¿Qué qué animal eres…?

-    ¿Yo? Pingüino…

-    ¿Pin… qué?

-    Pingüino…y ella es mi pinguina…

-    Ah…¿Y de donde provienen ustedes?-    Del Polo Sur…

-    ¿Del Polo dónde..?

-    Del otro lado del planeta…

-    Ah… ¿Y quien los llamó a ustedes?

-    Y… Sentimos de venir, vio?

-    Ah… ¿Y cuando salieron para acá..?

-    Hace tres años…

Tres años. Noé tardó un tiempo en construir el arca, pero el pingüino se tomó lo suyo para llegar.

Como en los días de Noé… Allí viene otra especie bien rara.

-    ¡Hola! ¿Qué se ha puesto usted encima? ¿Qué significa ese abrigo blanco que usa?

-    Ejem… No… Yo soy así, nomás. Soy un oso polar y ella es mi osa. Venimos del Polo Norte…

-    Ah… ¿Y quien los invitó?

-    Fuimos atraídos por el Espíritu…

-    ¿Y cuando salieron?

-    Hace dos años. Vinimos tranquilos, comiendo las frutas de cada nación.

Como en los días de Noé… Así serán los días en que venga el Señor…

Hay un clamor espiritual y profético que está llamando ya desde el Norte, el Sur, el Este y el Oeste, a un pueblo que se está acercando a un arca espiritual, una iglesia con entendimiento, un pueblo que entienda y que produzca un arca, una tierra de Gozén, un reino dentro de otro reino, una ciudad prototipo, y cuando el justo fue exaltado, cuando Cristo fue elevado, atraería a todo hombre a él, y así como Noé fue levantado, y atrajo a todo animal, es la tipología de que Cristo fue exaltado y todos los verdaderos creyentes están siendo atraídos y entrados a un arca espiritual y serán levantados. Viene una ola, remueve a todo inicuo de la tierra y vuelve a bajar el arca, y reinaremos para siempre.

Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Por eso no le temo a la tiniebla. Porque cuando yo termine de hacer todo lo que yo pueda, yo terminé mi arca. Y cuando yo termine mi arca, el Señor será quien se encargue de guardarme. Y cuando él me guarde, él se encargará del inicuo. Y luego yo vuelvo a la tierra que restauré.

Aquí van cuatro o cinco principios que este mensaje debería impactar en su vida.

1)= Esto no es controversia. Esto es lo que se debe producir en su vida, es entendimiento del precio que Cristo pagó. ¿Cuánto me cuesta ser parte de esto? ¿El diezmo me cuesta? No. Le cuesta todo. El dio todo y usted va a tener que dar todo. Si usted no quiere dar todo, jamás va a poder ser beneficiario de lo que Él tiene. Cosecha lo que siembra. Mientras más da, más recibe. Tiempo, talento, dinero; todo. Le cuesta todo. Esto le cuesta todo. A la gente no le gusta el mensaje del reino, porque es el mensaje que dice: “Ahora es el día de la salvación, no mañana. Ahora hay que hacer algo por su ciudad, por su país, no mañana.” Es el mensaje que dice: “No espere que Dios lo haga; salga y ponga las manos en el arado.” Es el mensaje que dice: “Salga del bote y atrévase a caminar sobre las aguas.” Es el mensaje que dice: “Arriésguese o no hay victoria.” Es el mensaje que dice: “Dependa de Dios y no del hombre.” Es el mensaje que dice: “Sea un ministro, no un asalariado.” Es el mensaje que dice: “Sea un creyente y no un cristiano nominal.” Es el mensaje que dice: “Avive el don que hay dentro suyo y no dependa de la oración del hermano.” Es el mensaje que dice: “Yo soy un hijo de Dios, y tengo autoridad ahora, mañana y siempre.” Le va a costar todo, tendrá que entregarle a Dios el señorío de su vida. El Señor tendrá que convertirse en Señor de su conciencia.

2)= Entender este mensaje cambia el estilo de vida. Usted es un hijo del rey, tiene que aprender a vivir en excelencia, tiene que aprender a tener sabiduría. Los hijos del rey van a las mejores escuelas, siempre tienen mejor preparación. Usted va a tener que cambiar sus prioridades, no interesa de qué grupo social venga. Yo puedo salir del barrio humilde, pero no voy a terminar en el barrio humilde. David se crió entre balidos y excrementos de sus ovejas, pero no terminó en el mismo lugar. Yo tengo unas prioridades, usted tendrá que reajustar las suyas. Cuando usted es un hijo del rey y lo reconoce, usted hace lo necesario para prepararse como un hijo de rey. Los hijos de reyes son inteligentes, no son ignorantes. Siempre van a la escuela y se preparan secularmente. Estamos en el siglo veintiuno y el poder mayor no va a ser el dinero, va a ser la información, la informática. Si usted no se prepara, joven que lee esto, va a tener muy pocas posibilidades sociales para encontrar empleo, y si la iglesia tampoco se prepara, le van a cerrar las puertas porque no va a poder pasar las leyes que van a ser desatadas, para existir como gobierno eclesiástico. Es tiempo de preparación secular, es tiempo de preparación académica, es tiempo de ser excelentes. Somos embajadores, no somos solamente tristes pecadores salvados por gracia; somos gente con misión, con propósito, con autoridad delegada, somos hijos de un rey que vive ayer, vive hoy y vive para siempre. Ya basta de vivir como cucarachas de cocina huyendo de un anticristo que se llama insecticida. Es tiempo de levantar la cabeza y decir: Yo sé reinar en vida. Romanos 5:17 dice que reinaremos en vida, no en muerte.

3)= El mensaje del reino imparte a su vida enemistad real. Aprende a odiar todo lo que no es Dios. Tiene que recibir enemistad. “Es que no puedo… El hermano es lindo…” Usted rechaza a Satanás a través de ese hermano y no le permite que se manifieste. Cuidado: no rechaza al hermano, rechaza y combate a Satanás si es que ese hermano se ha dejado seducir e influenciar por él. Es reino contra reino, la batalla va a ser transferida, yo no estoy pendiente de mi problema; estoy pendiente del problema de Dios. Por eso es que nos gusta. Noe s la escatología, es el trabajo.

4)= Afecta su perspectiva. Dios es eterno, no tiene apuro. Él es el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Se toma tres generaciones, si quiere, para hacer cualquier cosa. Es el Dios de ayer, el Dios de hoy y el Dios de mañana. Es el Dios Padre, Hijo y Espíritu. Siempre en tres dimensiones espirituales. Para afectar una sociedad positivamente, usted tiene que afectarla en esas tres dimensiones y en tres generaciones a la misma vez: los viejos, los hombres y los niños. Atacar la ciudad en tres dimensiones a la vez. Cambie su perspectiva, no son pocos los que se van a salvar. Son tantos que en todas las iglesias del mundo no cabrían. Prepare y ensanche su mente, ensanche su tienda; comience a creer juntamente con Dios para la gran cosecha y no predique destrucción. Si alguien le pregunta cual es el evangelio no le diga: “¡¡Sálvate que se va a destruir todo y te vas a ir al infierno!!” Dígale que hay un barco gigantesco que está llamando a todo aquel que tiene sed, y dice que hay esperanza, y que vamos a restaurar esta tierra y vamos a tener una bendición eterna, y luego se une con nosotros el rey de Reyes, y tendremos un gobierno justo sobre todos nosotros.

5)= Afecta su conciencia. Desde hoy en adelante jamás va a mirar al problema como algo que va más allá de su responsabilidad. Yo soy parte de la solución; eso es lo que tiene que incorporar. Entender el reino de Dios es considerarse parte de él y de su solución. Cristo predicaba y nadie le decía nada hasta que Él decía: Hoy se cumple esta Escritura en tus oídos. Yo soy el que lo va a hacer. A nadie le molesta esta palabra, todos la entienden. Damos mil y una escrituras para confirmarla, no la pueden refutar. Lo que sí puede molestar es que se les diga: se puede, se puede, se puede.

De manera que si usted es pastor, ministro, evangelista, líder, maestro, alimente el trigo y despreocúpese de la cizaña. Ella va a estar allí aunque tratemos de sacarla. Alimente el trigo. La cadena siempre se rompe por el eslabón más débil. Es tiempo de quitarle el biberón a la iglesia, y comenzar a darle carne. Muchas veces perdemos a los maduros por temor a ahogar a los más pequeños. Se ahogarán el primer día, se ahogarán el segundo día, pero aquel que se mantiene con leche, se levanta cuatro veces en la noche para pedir leche. Si se alimenta con leche a la iglesia, necesita cuatro tiempos de consejería para llegar al domingo próximo. Si se le da carne, duerme toda la noche.

Él dijo: En mi nombre echarán fuera demonios. Le dio dominio sobre el reino satánico, para libertar. Hablarán nuevas lenguas. Le dio el reino universal para la unidad de las naciones. Tocarán serpientes y no les harán daño. Le dio dominio sobre el reino animal. Beberán cosa mortífera y no les hará daño. Le dio dominio sobre el reino mineral. Impondrán sus manos sobre los enfermos y sanarán. Le dio dominio sobre todos los reinos de la tierra: manifiéstelo.

Resumir el plan de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis, expresa: Dios quiere manifestarse, crea a un hombre. Vive dentro de un hombre. El hombre es destituido de su presencia, porque no quiso que Dios fuera Sumo Sacerdote de su conciencia. Entonces el hombre vive sin Dios; espíritu humanístico. Satanás consigue el título de propiedad de la tierra, y de operar en ella legalmente, a través de la caída del hombre. Dios tiene que restaurar esa autoridad. Para hacerlo tiene que entregarle a Satanás un hombre igual al que perdió. Así que Él mismo se convierte en hombre, viene a la tierra y cambia su vida por el título de propiedad. Toma el título, pero como no se queda muerto sino que resucita, comienza a interceder por sus embajadores para que estos echen fuera al que ahora es un inquilino ilegal. Estamos aquí para avanzar el reino de Dios. Cuando el orden de Dios opere en su cuerpo como es debido y podamos ser un ejemplo que juzgue las naciones, porque somos mejores que ellas en todas las áreas de la vida. Entonces Dios dice: “Este es mi siervo, en quien tengo complacencia; id hijo mío, y entregadme mi reino nuevamente.” Entonces entraremos en el último milenio desde el plano espiritual. Por ahora, sólo es literal, geográfico y cronológico.

<>< <>< <><


Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar


Principal | Palabra del Día | Quienes Somos | Libro de Visitas | Contacto | Aviso Legal
Crecimiento | Estrategia | Ayuda | Colaboraciones | Producciones | Palabra Confirmada | Libros
www.tiempodevictoria.com.ar | 2002-2014