Tiempo de Victoria

Necios: ¿Adentro o Afuera?

¿Qué es un necio? ¿Nunca te preocupó saberlo? Al igual que yo y tantos otros que desean servir fielmente al Señor y predicar su santa palabra, seguramente, alguna vez, has utilizado este calificativo, pero: ¿Sabes lo que estás diciendo?

 Dios me mostró que debía escudriñarlo, aprenderlo, creerlo, encarnarlo, ponerlo por obra y, finalmente, compartirlo contigo. Hoy cumplo con esa orden. Para bendición de los rectos, para crecimiento de los que lo ignoran y para no cometer errores.

Seamos sintéticos para no aburrir. Necio, es una persona que no está ordenando su vida en el santo temor del Señor. Sus características, son las opuestas al sabio. De allí que el Proverbio 1:7, diga: El principio de la sabiduría es el temor de Jehová: los insensatos desprecian la sabiduría y laenseñanza. Tanto los vocablos hebreos como griegos, dan a entender una actitud contraria a la sabiduría que emana de Dios y que se revela por su palabra.

El necio, en principio, manifiesta cierta perversidad moral. El salmo 107.17 dice: Fueron afligidos los insensatos, a causa del camino de su rebelión y a causa de sus maldades. El Proverbio 13.: 19, agrega: El deseo cumplido regocija el alma: pero apartarse del mal es abominación a los necios.

Es una persona que más que en lo que dice creer, confía en sí mismo. El Proverbio 28:26 es sumamente claro, cuando señala: El que confía en su corazón es necio: (Corazón, en hebreo, siempre es equivalente a alma. En el alma están la voluntad, los sentimientos, las emociones, valores en los cuales se suelen apoyar todos los que no se deciden a confiar en Dios y sí lo hacen con esas pautas personales)

También es uno que desdeña, desconfía y hasta desprecia la revelación divina, (estos están adentro) y otros que fingen ser ateos para poder dejar de lado a Dios en sus decisiones. El Salmo 14:1 cuenta: Dice el necio en su corazón: no hay Dios.

La carta a los Romanos 1:21 y 22 es más específica todavía: Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios.

La palabra ENVANECIERON, aquí, es la palabra MATÁIOO, y significa vaciar, vano, tonto, inútil, confundido. La palabra describe la lógica pervertida y la presunción idólatra de aquellos que no dan honra a Dios, ni le muestran ninguna gratitud por sus bendiciones a la humanidad.

 Dice, también, que eso sucedió aún habiendo conocido a Dios. Toda la gente sabe, en sus corazones, que Dios existe, así como algo de sus requerimientos morales. Esto no quiere decir que la gente puede venir a la fe salvadora observando la naturaleza creada, porque la fe salvadora sólo se alcanza escuchando y creyendo en el mensaje de la Biblia acerca de Cristo.

También dice, en Proverbios 15:2, que La lengua de los sabios adornará la sabiduría: mas la boca de los necios hablará sandeces, en tanto que el verso 14 agrega que la boca de los necios se alimenta de necedades. ¿Nunca escuchaste a gente que habla un montón y no dice nada sustancioso?

 ¿Sabes cómo se le llama en Argentina a eso? Sanata. Sanateros. Es el equivalente a novelesco, monologal, incoherente. ¡Pero hermano! ¿Sanateros en la Iglesia, en el reino de Dios? No. No dije eso. En la iglesia y en el reino de Dios no; en el templo.

Y finalmente, como para completar un muy somero y rápido panorama, tenemos una referencia en el evangelio de Lucas 12:20, donde se le habla a un necio que se pasó toda su vida sin otro objetivo que acumular riquezas. Pero Dios le dijo: necio, esta noche vienen a pedirte tu alma: y lo que has provisto, ¿De quién será?

Esto, más o menos y a grandes rasgos, es un necio. Conviene que lo tengas en cuenta. Es más: también conviene que sepas que dentro del amplio espectro que globalmente llamamos "pueblo de Dios", también los hay. Bajo esta óptica y para conocer adonde estamos parados como creyentes, vamos a estudiar hoy algunos aspectos que tienen que ver con el Proverbio 14.

(Proverbio 14:1)= La mujer sabía edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba.

Desde lo literal, este verso es bastante profundo, pero poco creíble. Es muy poco frecuente ver a una mujer abocada a las tareas de construcción y, mucho más, que con sus propias manos pueda derribar una casa.

Hay un principio espiritual aquí, de eso no hay dudas. En el contexto global de la Biblia, a la mujer siempre se la identifica con la iglesia, en tanto que las manos simbolizan su actitud o su conducta. Unidos ambos simbolismos, no es muy difícil ni osado parafrasear que, lo que se quiere decir, es que una iglesia llena de la sabiduría de Dios, no humana, va edificando y solidificando al cuerpo, en tanto que una con necedad (Recuerda: moralmente perversa, que es torcida, errada, equivocada, confiada en sí misma y de la habilidad o el carisma humano de sus líderes, que desdeña la revelación divina, que habla mucho y no dice nada o que sencillamente se ocupa de incrementar su patrimonio económico) con su actitud y su conducta termina por auto destruirse. Con sabiduría se edificará la casa, (Casa, definitivamente, siempre es iglesia en la Biblia), y con prudencia se afirmará, dice el Proverbio 24.

(2) El que camina en su rectitud teme a Jehová (David: corazón recto, recuerdas?) Mas el de caminos pervertidos (torcidos, fuera de la voluntad de Dios) lo menosprecia. (El menosprecio por la autoridad es un punto clave en la conducta de los necios)

(3)  En la boca del necio está la vara de la soberbia; mas los labios de los sabios los guardarán. (Esto significa que cuando sabes algo que los demás ignoran, debes tener mucha prudencia y cuidado en cómo lo comunicas. Generalmente una verdad lo primero que despierta, es negación, rechazo y rencor).

(4)  Sin bueyes el granero está vacío; mas por la fuerza del buey hay abundancia de pan. Punto fundamental: donde no hay acción, hay problemas. Para tener poder (y eso es lo que

representa el buey aquí), hay que soportar los inconvenientes que vienen con dicho poder. Estamos hablando de la casa. Estamos hablando de la iglesia. Y lo que leemos dice que si no hay poder (poder de Dios, obviamente, no humano).

 El granero está vacío. El granero, también llamado alfolí, era el sitio donde se almacenaba el alimento. Es decir que sin poder no hay verdadero alimento. Lo corrobora señalando que la fuerza de ese poder produce abundancia de pan, bíblicamente vida, alimento, Cristo mismo. Yo Soy el pan de vida.

(5) El testigo verdadero no mentirá; mas el testigo falso hablará mentiras.

En jurisprudencia, esto es habitual y archi sabido. Pero aquí habla de otro tipo de testigos. De los que por haber visto y oído las cosas del reino de Dios, testifican lo que vieron y oyeron y, por lo tanto, jamás mentirán.

 Pero los asalariados, los oportunistas, los falsos profetas, apóstoles, pastores, evangelistas o maestros, como no han visto ni oído nada que provenga del cielo, hablan palabras lindas, suaves, estudiadas, teológicamente fundamentadas y hasta bien intencionadas, pero como no son testigos verdaderos, muchas de las cosas que salen de sus corazones, de sus mentes, son razonamientos humanos e intelectuales que termina por faltar a la verdad. Mienten. Aun con la mayor de las sinceridades, mienten.

(6) Busca el escarnecedor la sabiduría y no la halla; (Por más que obtengas doctorados en teología o hasta master en divinidades, si eres escarnecedor, necio, inmoral en algo, jamás estarás bajo la maravillosa unción y, por ende, jamás hallarás sabiduría divina; apenas información técnica o académica) más al hombre entendido, la sabiduría le es fácil. (Entendimiento es el producto del conocimiento de una verdad. Conocerán la verdad y la verdad os hará libres. Sólo es libre el que teme a Dios y, en el temor a Dios, está el principio de la sabiduría dice Proverbios 1. Por eso les es fácil.)

(7) Vete de delante del hombre necio, porque en él no hallarás labios de ciencia. (Ya conoces al necio, no? ¿Con quien te juntas? ¿De quienes estás esperando algo que no llega?)

(8) La ciencia del prudente está en entender su camino; (Entender, conocer la verdad, Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida) Mas /a indiscreción de los necios es engaño. (La persona o las personas con las que tienes comunión, ¿son discretas o indiscretas? Allí hay una gran clave.)

(9) Los necios se mofan del pecado; mas entre los rectos hay buena voluntad.

(10) El corazón conoce la amargura de su alma; y extraño no se entremeterá en su alegría.

No cabe ninguna duda: tanto el dolor íntimo como la felicidad son cuestiones absolutamente privadas y no siempre se pueden ser comprendidas por terceros. Salvo con discernimiento, palabra de conocimiento o de ciencia, es muy poco probable que un hombre pueda ver lo que hay en el corazón de otro.

De allí que la psicología, como suma de conocimientos técnicos o científicos, puede ser una herramienta eficaz de ayuda, pero todos sabemos y los profesionales en cuestión también, que es posible hasta un determinado punto.

Superarlo, ya no es tarea científica, es resorte espiritual. Sin Cristo, la mente humana tiene sectores que pueden ser explorados, pero quedan otros en la más absoluta oscuridad. Con Cristo hay una espada que penetra separando el alma y el espíritu y las coyunturas y los tuétanos; así de simple.

 Así como hay sectores de la iglesia que respetan tanto a la psicología que terminan sobredimensionándola y haciendo que sus consejerías trabajen con esa metodología y no con el Espíritu Santo, así también hay otros sectores que llegan a sugerir que dicha ciencia es diabólica.

 Yo no tengo autoridad para decir algo contundente y demostrable, pero sí puedo señalar que debemos caminar en un suave y delicado equilibrio entre el conocimiento y la unción y apelar a la ciencia (que también es cosa de Dios) en ciertos casos, pero no olvides que ser creyentes s depender totalmente de Cristo. La Iglesia, Dios mismo, no necesita incorporar psicólogos; la realidad nos muestra que son los psicólogos los que necesitan a Dios. Como toda criatura humana que respira en el planeta.

(11) La casa de impíos será asolada; (Hay impiedad en la casa) pero florecerá la tienda (la casa) cíe los rectos.

(12) Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.

No consultar a Dios antes de programar una actividad evangélica tiene un alto riesgo: equivocar el camino. No se puede pensar una actividad por más cristiana que parezca, y luego pedirle a Dios que la bendiga, cuando ya lo tenemos todo cocinado.

 Lo que se debe hacer es preguntarle a Dios qué hacemos y. Cuando venga su respuesta, (aunque tarde lo suyo), recién movernos. "¡Pero es que así se nos pasa el tiempo!" Aja; ¿Y qué es el tiempo para Dios? Nada.  Un día corno mil años, mil años como un día. ¡A vos te mata el tiempo, no a Dios! El lo va a hacer de todos modos. Si cabe, contigo y sino sin vos. Porque la obra siempre será de él, jamás tuya, entiendes?

(13) Aun en la risa tendrá dolor el corazón; y el término de la alegría es la congoja. (Las apariencias externas no siempre reflejan los verdaderos sentimientos del corazón. No te olvides que el Predicador dice en Eclesiastés 2:2: A la risa dije: enloqueces; y al placer: ¿De qué sirve esto?)

(14) De sus caminos será hastiado el necio de corazón; pero el hombre de bien estará contento de lo suyo. (Podemos llegar a cansarnos de nuestras propias palabras, de nuestra propia filosofía y hasta de nuestros propios consejos. Dice la Palabra que recibiremos el pago conforme a la obra de nuestras manos, que como hemos visto, es decir de nuestras actitudes y de nuestras conductas)

(15) El simple todo lo cree; mas el avisado mira bien sus pasos. (SIMPLE, aquí, es equivalente a IGNORANTE, en tanto que AVISADO, es uno que conoce la verdad. Tenemos que ser creyentes, no crédulos. Los resultados de esa confusión, son bien diferentes. Debemos pasar todo por la Palabra, de otro modo en cualquier momento podemos llegar, por ignorancia, a glorificar demonios.)

(16) El sabio teme y se aparta del mal; (No dice que el mal no le afecta, dice que SE APARTA antes que eso ocurra) mas el insensato, (que es el necio) se muestra confiado e insolente. (¡A mí no me pasa nada porque estoy con Cristo! Eso es bien cierto, pero si estás en su voluntad y su propósito, no en lo que. a ti te parece que está bien.

(17) Ahí es muy probable que el mal sí te pueda tocar; y hasta te pueda herir de cierta gravedad también. No por nada el Proverbio 22 señala que: El avisado ve el mal y se esconde: mas los simples pasan y reciben el daño.

(17)   El que fácilmente se enoja, hará locuras; (Cuidado: no existe la "mostaza" santa) y el hombre perverso será aborrecido.

(18) Los simples (los ignorantes) heredarán necedad; (Esto quiere decir que la necedad, con todos los factores que la componen es, entre otras cosas, un producto de la ignorancia de la palabra y, por consiguiente, de la voluntad de Dios) mas los prudentes se coronarán de sabiduría.

(19)  Los malos se inclinarán delante de los buenos, y los impíos a las puertas del justo.

(20)El pobre es odioso aun a su amigo; (Sobre todo si cae a visitarlo en momentos inoportunos, por ejemplo cuando el otro está atendiendo a gente de más alto status) pero muchos son los que aman al rico (Tanto que a veces hasta se les concede un espacio para que puedan decir lo que quieran, desde lugares de prominencia adonde los más pobres, aunque estén ungidos, les cuesta bastante acceder, para que desde allí prediquen un evangelio personal que da gloria y honra a los espíritus de soberbia y orgullo)

(21) Peca el que menosprecia a su prójimo; mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.

La naturaleza humana hace que se busquen los favores del rico, pero quien se preocupa del pobre será recompensado. No es este el único lugar en donde se nos hace saber esto, en el salmo 41:1 dice Bienaventurado el que piensa en el pobre: en el día malo lo librará Jehová. Y en el Proverbio 11:12: El que carece de entendimiento menosprecia a su prójimo; mas el hombre prudente calla.

(22) ¿No yerran los que piensan el mal? Misericordia y verdad alcanzarán los que piensan el bien.

(23) En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen.

Alguien me dijo alguna vez que hay gente eficiente y gente suficiente. El eficiente es aquel que, con muy pocas palabras y sin ninguna clase de grandilocuencia, se dispone a hacer lo que su superior le ordena, en tanto que el suficiente es aquel que a pura lengua, va todos los días a sentarse frente a su superior a aconsejarle lo que tiene que hacer, pero él no hace nada.

 Y cuando tiene que hacer algo, bueh... En la respuesta que haya de ese superior, para uno o para el otro, se vislumbrará la sabiduría. Mayoritariamente tengo que decirte que, el que generalmente sale más beneficiado es el suficiente, porque muy pocos superiores pueden resistir la cuota de obsecuencia con que los suficientes se manejan.

(24) Las riquezas de los sabios son su corona; pero la insensatez de los necios es infatuación.

(25) El testigo verdadero libra las almas; mas el engañoso hablará mentiras.

Esto tiene que ver, como reiteración, con lo expresado en el verso 5. El testigo verdadero es el que habla lo que Dios habla. ¿Cuántos saben que la palabra auténtica de Dios, libera? Ahora: el que habla lo que mejor le parece para la ocasión, puede quedar muy bien socialmente, pero no aporta nada porque, en el mundo del Espíritu, lo que dice es mentira.

(26) En el temor de Jehová está la fuerte confianza; y esperanza tendrán sus hijos.

Quiero recordarte que la confianza es casi sinónimo de certeza, una convicción de lo que no se ve, algo que muy difícilmente se pueda explicar. En cuanto a ESPERANZA, la palabra aquí es MACHSEH y significa: un lugar de refugio, protección, una fortaleza, una expectativa, un sitio para guarecerse del mal tiempo.

Este sustantivo aparece veinte veces en el Antiguo Testamento, más de la mitad de ellos en los salmos. Como ejemplos, se pueden leer el 46, el 61, el 91 y el 142. Pero donde MACHSEH se traduce como CONFIANZA es en el salmo 73:28: Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien: He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras.

Lo que te está diciendo el salmista aquí, es que ha hecha de Dios su refugio. En Isaías 25:4 se describe a Dios como refugio en medio de la tormenta y "sombra" que- protege del calor, lo cual se relaciona con el concepto de "protección contra los elementos de la naturaleza" contenido en MACHSEH. En este pasaje, alude a una fortaleza.

(27) El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de la muerte. (En otro texto dice que la ley del sabio nos mantiene apartados de esos lazos)

(28) En la multitud del pueblo está la gloría del rey; y en la falta de pueblo la debilidad del príncipe. (Esto implica que si no tiene seguidores fieles, un liderazgo no significa nada en el mundo espiritual, aunque sí pudiera tener relevancia en lo natural, en lo institucional, en lo humano).

(28) El que tarda en airarse es grande en entendimiento; Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad.  

Hace algunos días, estando en un espectáculo deportivo, pude corroborar la consecuencia de esto. Un hombre mayor, creyó ser empujado por otro de más edad y se enojó, insultándolo.

El otro, en lugar de tomar la cosa con paciencia, tener en claro que no estaba en condiciones de pelearse con nadie y calmarlo, ya que no lo había empujado, reaccionó de la misma manera que el agresor y, pensando que no iba a pasar nada, le devolvió el insulto multiplicado.

Conclusión: el menor se le vino encima desorbitado y le propinó un golpe que lo lastimó. Yo creo que si hubiera seguido este sabio consejo hubiera evitado el mal momento que vivió. No debe haber un hombre al que le agrade que lo utilicen como bola de boxeador sin serlo.

(29) El corazón apacible es vida de la carne; mas la envidia es carcoma de los huesos. (Casi nadie ignora hoy las implicancias de los estados de ánimo en la salud. Corazón apacible, aquí, equivale a una mente ecuánime que, naturalmente, conviene a la salud, mientras que la envidia - y esto ha sido comprobado por muy serios estudios clínicos -, la arruina. Aun en una época tan temprana como esta, se percibió a la salud y las actitudes humanas como relacionadas. Ánimo. No fue, como creías, un invento de la psicología)

(30) El que oprime al pobre afrenta a su hacedor; (En el mundo, esto tiene que ver con gobiernos que esclavizan a los más carenciados. En la iglesia, a los que se aprovechan de los más pobres en espíritu sometiéndolos, - en el nombre de Dios -, a una servidumbre personal) Mas el que tiene misericordia del pobre, lo honra.

(31) Por su maldad será lanzado el impío; mas el justo en su muerte tiene esperanza.

(32) En el corazón del prudente reposa la sabiduría; pero no es conocida en medio de los necios.

(33) La justicia engrandece a la nación; mas el pecado es afrenta de las naciones. (Lo que se denomina como "justicia colectiva" (en nuestro país la conocemos como "justicia social") es una realidad palpable, mucho más allá del uso y hasta del abuso que se le pueda dar en el plano político y, efectivamente, trae consigo un beneficio también colectivo. Una ciudad, una provincia, un país, recibirá de Dios de acuerdo como se maneje esa justicia en su seno. Proverbios 11:11 dice que Por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida; Mas por la boca de los impíos será trastornada.

(34) La benevolencia del rey es para con el servidor entendido; Mas su enojo contra el que lo avergüenza. (¿Nunca te preguntaste por qué la gente incrédula tiene tanta resistencia a venir a la iglesia? Dos respuestas: una espiritual: el espíritu del mal que predomina en el mundo no resiste zonas santas. La otra humana: a causa de muchos falsos siervos que han hecho y hacen sonrojar de vergüenza con sus actos a los propios creyentes y, junto con ellos, al mismo Dios. Lo dice la Biblia en Mateo 24:45: ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su Señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?

Después de todo lo visto, creo que es tiempo de repasar el significado de la necedad. Perversidad moral, excesiva y ensoberbecida confianza en uno mismo, desprecio hacia la revelación divina, recuerdas? Ahora basta; olvídate de esa vecina o de ese vecino tuyo al cual le hablaste y no te quiso escuchar.

La Biblia, este proverbio que hemos estudiado, no hablan de ellos, habla de nosotros, de tú mismo. Porque la Biblia le fue dejada a la Iglesia, no al mundo. El mundo lo que necesita, es la convicción de pecado que da el Espíritu Santo para arrepentirse, pedir perdón, y pasar a ser una nueva criatura en Cristo.

Luego, inmediatamente, llegará la Biblia a nuestras vidas para alimentamos, aleccionarnos, exhortarnos, guiamos y mostrarnos que si nos volvemos necios, habiendo sido antes creyentes fieles, perderemos toda bendición de Dios. Pero eso no corre para el mundano. Porque la necedad del mundo es por causa de la ignorancia y, el más necio, si se entrega a Cristo, puede llegar a ser tu pastor. Pero ahora mira esto:

(Corintios 1: 26)= Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; (27) Si no que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; (28) y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, (29) a fin de que nadie se jacte en su presencia.

¿Cómo es la historia? ¿Ocho mil versículos defenestrando y condenando a los necios para terminar diciéndonos que ÉL los escoge para avergonzar a los sabios? ¿Cómo se entiende esto? ¿Se volvió loco Dios? Calma. Dios está bien cuerdo.

 Dos veces lo dice y nadie lo quiere entender: Lo necio del mundo, no de la iglesia; lo débil del mundo, no de la iglesia. Porque la que está condenada es la necedad de los hijos, que son los que conocen todos los elementos que ÉL les dejó para que no la tengan y si caen en ella es por desobediencia o rebelión.

Los necios del mundo no. Esos serán levantados al punto de convertirse en los futuros ministros. Porque en suma, lo que tanto amó Dios que dio a su hijo unigénito para que todo aquel que cree no se pierda mas tenga vida eterna, es el mundo, no la Iglesia.

<>< <>< <><


Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar


Principal | Palabra del Día | Quienes Somos | Libro de Visitas | Contacto | Aviso Legal
Crecimiento | Estrategia | Ayuda | Colaboraciones | Producciones | Palabra Confirmada | Libros
www.tiempodevictoria.com.ar | 2002-2014